Noticias

Noticias

Algunos consejos para acudir a tu cena de empresa y salir airoso

ActualidadPosted by Ana Judit 11 Dec, 2017 13:07:17

La cena de Navidad con la gente del trabajo es una gran ocasión para soltarnos con nuestros compañeros, estrechar lazos y conocer otras facetas de algunos de ellos. Sin embargo, hay que tener precaución en todo momento y no liarla, porque no podemos esperar que lo que ocurre en la cena se quede ahí, como en Las Vegas. Por eso, esta jornada festiva con tus compis, te va a obligar a comportarte debidamente y a no hacer excesos, recuerda que es el ambiente del trabajo y eso es sagrado.

Por eso, hoy te traigo algunos puntos a tener en cuenta para no convertirte en la comidilla de la oficina. Se trata de actuar con autocontrol y un poco de sentido común, divertirse y no olvidarse de que casi, casi, seguimos en la oficina.


Deberías ir elegante pero no demasiado. Si eres una chica, los zapatos cómodos son una opción por si la noche es larga y tienes que bailar. Ponte mona pero sin pasarte y el escote y la mini-falda déjalos para el siguiente fin de semana. Si eres un chico, deja las camisetas para otro día.

Sé puntual y no te enfades con los que se retrasan. Debes dejar al menos a 5 minutos de rigor. Entre tantos, ya se sabe; algunos no se acuerdan del reloj. Además procura ir con tiempo, para no llegar tarde y no te inventes excusas para no ir, en estos casos es dificil escaquearse.

Acude en solitario. A no ser que te indiquen lo contrario, lo mejor para una cena de empresa es ir sin pareja.

Relaciónate con tus jefes y aprovecha para ganar alianzas en un momento tan distendido para todos. Para muchos, ésta es la única oportunidad de compartir un rato con los jefes en una situación relajada, así que hay que aprovechar para que te vean la cara y sacar el mayor partido a nivel profesional de la situación. Eso sí, no me vengas con peloteos... "Nunca".

Procura beber con moderación. Pasarse con el alcohol en esta ocasión no es una buena idea, podrías hacer o decir cosas de las que te arrepientas. Recuerda que es una fiesta pero del trabajo: tu imagen y tu reputación están en juego.

Tampoco comas como si no lo hubieras hecho en toda tu vida, vamos a interactuar y no a alimentarnos. Es una excusa para compartir. Como con el alcohol, menos es más.

Cuidado con las fotos. No te conviertas en el/la plasta de las fotos y cuidado con lo que fotografias, no todo está permitido.

Nada de temas comprometidos, ni política, ni religión ni temas poco diplomáticos. Recuerda que hablar más de la cuenta puedan generar situaciones tensas o complicadas.

La retirada a tiempo siempre es una victoria y más si al día siguiente hay que trabajar. No querrás ser la resacosa/o de la ofi, ¿no?... ¡Qué vergüenza!.

No te pongas a bailar de forma escandalosa, sensual o sexy, y ni se te ocurra ligar con tus compañeras/os. Debes evitar todo aquello que te desinhiba, no olvides que tus jefes lo ven... TODO.

Procura no hablar del trabajo, no es el momento, pero tampoco los cotilleos y chismes deben convertirse en el tema de la noche. Tampoco deben trascender los problemas que tengas con tus compañeros, no es el momento.

Dale una oportunidad a los que conoces menos y con los que no son afines, evita cualquier momento que pueda resultar incómodo.

No vayas a crear corrillos, no critiques a nadie y no pretendas ser el centro de todas las conversaciones.

Siempre muéstrate cordial y si, aún así, has bebido demasiado y no puedes controlar mucho, intenta no hacer demasiado el ridículo y sobre todo no te dejes fotografiar en situaciones comprometidas, eso podría condenarte para siempre


Mucha suerte y ¡Feliz Navidad!

  • Comments(0)//noticias.ondaazulradio.es/#post1259